La Rosaria, a 170 kms al norte de Melchor Múzquiz, Coahuila, es una zona de canteras donde se han encontrado gran cantidad de fósiles vertebrados muy bien preservados, se pueden apreciar los tejidos blandos en excelentes condiciones.

Éstos vertebrados fueron encontrados en lo que algún tiempo fué la plataforma marina abierta del "Mar Interior Occidental", que era un mar de poca profundidad, de unos 50 a 100 metros.
Cerca del límite sur del mismo y a pocos cientos de kilómetros de la línea de la costa.

Los vertebrados fueron preservados por diversos factores, como las condiciones anóxicas del fondo marino (falta de oxígeno), una fosfatización diagenética temprana (rápida fosilización) y el enterramiento rápido en lodo blando.
Se han encontrado en éste sitio amonoides, crustáceos, reptiles, remanentes de plantas terrestres y un pterosaurio.

La excelente preservación del pterosaurio es muy importante, ya que se ha definido que pertenece a los Nyctiosaurios, representando un nuevo género y especie: Muzquizopteryx Coahuilensis.

Se llamó así por Múzquiz: La localidad donde fué encontrado, Ptreyx: Significa Ala en griego y Coahuilensis: por el estado de México donde alguna vez vivió, Coahuila.
Fué encontrado por un canterero de nombre José Martínez Vásquez, en el área de La Rosaria.

Conforme pasó el tiempo, perteneció a un particular que lo tenía en su casa como ornamento.

Los Paleontólogos Aficionados de Sabinas (PASAC) se dieron cuenta de la importancia del fósil hallado.

Siendo estudiado y documentado para después dar aviso al Museo del Desierto.

El fósil representa un esqueleto completo y articulado del Muzquizopteryx.
Éste reptil volador tenía una envergadura de 2 metros de ala a ala y representa el adulto más pequeño de Pterosaurio Nyctiosaurio hasta ahora encontrado, debido al hecho de que el espécimen viene del Coniaciano temprano, aproximadamente de hace 90 millones de años.

La preservación de las partes blandas y el estado como fué encontrado el carpo del esqueleto, permite la reconstrucción de algún musculo distal del brazo y se concluye la orientación del hueso pteroideo, que es el hueso que salía de la muñeca del reptil con dirección a su hombro y unía la membrana del ala.
En Kansas (E.U.A.) se han encontrado importantes fósiles de Nyctiosaurios, al igual que en Brasil, por lo que el Pterosaurio Nyctiosaurio hallado en Múzquiz sugiere algún tipo de conexión entre éstas dos zonas en America.

Actualmente, la UNAM tiene el fósil original del Muzquizopteryx Coahuilensis, registrado con el número UNAM IGM 8621.

La réplica del original se encuentra en la sección paleontológica del Museo de Múzquiz, donde también puedes apreciar gran variedad de troncos petrificados, diferentes fósiles de vertebrados como amonites, peces, y algunos restos de dinosaurios como un cuerno de triceratopo también hallado en este territorio.
Se recomienda ampliamente la visita al Museo de Múzquiz, por ser uno de los más completos de la Región Carbonífera.

Tiene dos secciones dedicadas a las etnias de Coahuila: los Kikapú y los Mascogos.
Una gran cantidad de cestería, puntas de flecha y morteros usados por los nómadas que habitaron la región, una colección de minerales de la zona y la sección paleontológica.

Además de objetos de uso cotidiano de los norestenses de principios del siglo XX y una colección de dibujos que retratan los diferentes jinetes, soldados presidiales e indios que habitaron el norte novohispano.

Si vienes a Múzquiz, debes conocer el Múzquizopteryx Coahuilensis...