La Chimenea de Nueva Rosita, símbolo de nuestra Región Carbonífera.
Ya sea que vengas de la Cuesta de las Codornices o cerca de el paraje El Sáuz en la carretera federal 57, podrás ver a muchos kilómetros de distancia, erguida sobre las amplias llanuras, la estructura industrial de la Chimenea de Nueva Rosita.

Dándote la bienvenida a la Región Carbonífera de Coahuila.

Para conocer más acerca de éste símbolo industrial, debemos tomar algunos datos generales del descubrimiento y posterior explotación del carbón mineral en la Región Carbonífera; ya que la ciudad de Nueva Rosita, lugar donde se encuentra la Chimenea, nació en los primeros años del siglo XX como un campamento minero que fué desarrollandose a la par de la explotación del carbón para el funcionamiento de las locomotoras, formó parte de los eventos y revueltas en la Revolución Mexicana, y posteriormente en la época post-revolucionaria contribuyó al desarrollo económico e industrial del norte de Coahuila y del país.

En Marzo de1850 (dos años después de la cesión del septentrión mexicano a los Estados Unidos a raíz de la Invasión de 1846) se tiene noticia del interés en la explotación del carbón en Coahuila, por recorridos de exploración realizados en una embarcación pequeña en la cuenca del Río Grande por Harry Love a petición del gobierno de Estados Unidos.
Como resultado de éstas exploraciones, se detalla en una publicación especializada de la época que en la región de Guerrero, Coahuila, se encontró carbón bituminoso.

La existencia de éste mineral ya era conocida, aunque sin interés comercial alguno, como por ejemplo los mantos de carbón dejados al descubierto por la acción erosiva de las aguas del Río Grande, lo cuál dió nombre a la población de Piedras Negras, en la nueva frontera con Tejas.

En el año 1886, Jacobo Kuchler presenta un proyecto para explotar el carbón mineral en Coahuila, mencionando la riqueza minera de éstas tierras y el potencial del estado como productor de carbón mineral, y ya para el año de 1887 se inician los trabajos de explotación de carbón mineral en las minas de El Hondo, en la Región Carbonífera.

El desarrollo minero de Coahuila crece y avanza de manera paralela al auge de los ferrocarriles en México por parte de inversionistas extranjeros, entre ellos, el capital inglés.
Mapa Región CarboníferaPara el año de 1900, los ingleses descubren grandes yacimientos de carbón mineral en territorio del municipio de San Juan de Sabinas, y en el año 1902 se inician los trabajos de explotación del carbón con la Mina Tiro 1, dando también inicio a la fundación del campamento minero La Rosita, que contaba en ese entonces con 200 trabajadores aproximadamente.

Se le llamó así al campamento, debido a que cerca de ese lugar había ciénegas donde crecían plantas silvestres con flores a manera de rositas.

Los desarrollos mineros avanzan y se desarrollan, encontrandose con los hechos históricos en la Revolución, donde los pozos son tomados por las fuerzas federales y en el año de 1913 al ser abandonados por éstas tropas, el tiro No. 2 es incendiado por órdenes huertistas.

En el año de 1921, se planea la construcción de un complejo minero más moderno donde se tenía planeada la extracción de 3000 toneladas de carbón diariamente y donde se aprovecharían los subproductos y gases de la coquización del mismo para cubrir las necesidades industriales de la época.
Todo ésto en terrenos explotados por la American Smelting & Refining Company (ASARCO), cuya subsidiaria fué la Cia. Carbonífera de Sabinas, S.A.

El ingeniero industrial Hjalmar Skougor, en su estudio "Rosita, México, a carefully planned City; pleasing, confortable and hygienic" publicado en la revista especializada Coal Age en Junio de 1921, detalla cómo sería esa ciudad minera, las condiciones de vida de los trabajadores, educación, necesidades básicas y de esparcimiento sano.
El proyecto urbano y complejo de la nueva ciudad que sería planeada a semejanza de la urbanización estadounidense de la época.
La Nueva Rosita, planeada en los Estados Unidos como modelo urbano en el noreste de México.

Para el año de 1923, se inicia la explotación de la Mina Tiro No. 6 como parte del nuevo complejo minero-industrial, ubicado a pocos kilómetros del campamento original.
La población se traslada a donde se encuentra la fuente de trabajo, denominandose a ésta nueva extensión de trabajadores de La Rosita, como la Nueva Rosita. Albergando en esa época aproximadamente 5000 trabajadores.

El proyecto de urbanización del nuevo centro minero en 1924, estaría a cargo del Sr. John W. Kniffin. Es en éste período donde la Nueva Rosita adquiere un augue económico importante en el norte del país, atrayendo inmigrantes de diversas partes del estado, del país y del mundo. Enriqueciendo étnica y culturalmente a Nueva Rosita, creando un perfil de camaradería e inclusión en sus habitantes.

Planta Lavadora de CarbónEn 1925 inician operaciones la Planta Lavadora de Carbón y la Mexican Zinc Company, S.A., subsidiaria de ASARCO, con la primera fundición de Zinc en el país, siendo considerada como la primera en su género en América Latina.

Como parte del complejo de la Mexican Zinc Company, S.A., se construye la Chimenea, para dar salida al anhídrido sulfuroso en los procesos de oxidación de ésta planta.
La Chimenea de Nueva Rosita se ha convertido en un símbolo industrial para nuestra Región Carbonífera.

Su construcción data de la segunda década del siglo XX y representa el boom económico que desató la industrialización del carbón mineral en esa época de bonanza de la primera mitad del siglo pasado en el norte de Coahuila.

Ésta imponente estructura se alza a 150 metros de altura aproximadamente, y en su época fué la más alta de America Latina.
Su construcción finalizó un 14 de Agosto de 1929.
La base de la Chimenea tiene una circunferencia de 86 metros y su estructura está protegida por cinturones de acero, la corona de la Chimenea tiene un diámetro de 25 metros y una escalera con protecciones metálicas recorre en línea vertical su cuerpo construído de ladrillo refractario en el interior y ladrillo rojo prensado en el exterior.
Los materiales para su construcción fueron traídos del extranjero y su calidad aún es apreciable en nuestros días.
Además, está protegida en su exterior por pintura anticorrosiva (base chapopote).

La Chimenea de Nueva Rosita fué parte del complejo industrial de la Mexican Zinc Company, S.A., que producía zinc metálico de alta pureza y cuyos gases en los procesos industriales eran después expulsados en parte hacia el exterior utlilizando la física en el diseño de la Chimenea.

Al llegar el mineral de zinc en carros de ferrocarril (ZnS), éste era descargado manualmente a pala y enviado a los tostadores, tengo que compartir el hecho de que mis dos abuelos (Matilde García y Margarito López) trabajaron un tiempo en la descarga de metales recién llegaron a la población, en la Mexican Zinc Company, S.A., por eso el vínculo emocional con la Chimenea y lo que significa para nosotros como habitantes de la Región Carbonífera.
Una vez en los tostadores, el Sulfuro de Zinc (ZnS) se oxidaba con Oxigeno (O2) del exterior y el resultado era Óxido de Zinc (ZnO) y Dióxido de Azufre (SO2).

Éste último era en parte enviado a la Planta de Ácidos, que al combinarlo con Agua producían Ácido Sulfúrico en cantidades industriales, el otro remanente era expulsado a la atmósfera por la Chimenea, así que lo que expulsaba la Chimenea era Anhídrido Sulfuroso.

La Chimenea humeante fué una escena que acompañó a los habitantes de Nueva Rosita durante décadas, aún la gente que tuvo la oportunidad de verla lo recuerda.

Quedó grabado en la memoria colectiva de la gente de la Región Carbonífera.

El pasado 14 de Agosto de 2009, la Chimenea cumplió su 80 aniversario como símbolo del auge minero industrial en la Región Carbonífera y como parte fundamental en la identidad de los habitantes de Nueva Rosita, Coahuila.

Ochenta años... la Chimenea de Nueva Rosita se ha convertido en Monumento Histórico-Industrial que nos da identidad en nuestra Región Carbonífera.
Si hablamos sobre la Chimenea de Nueva Rosita, tenemos qué referirnos también al Silbato de la Compañía, ese elemento auditivo que ya forma parte de nuestra identidad junto a la Chimenea.

Durante décadas, el silbato ha coordinado los tiempos de los habitantes de Nueva Rosita.
Así podemos encontrarnos una situación común, el hecho de no saber con exactitud qué hora es; pero al escuchar el silbato te ubicas si son las 12:00 o las 12:30, dependiendo si pitaron una vez o pitaron dos veces. Acomodando tus tiempos con el silbato de la compañía, tal como lo hicieron nuestros abuelos, como parte de esa nostalgia que no se pierde en el tiempo.

Ha cumplido funciones sociales importantes, como cuando se vienen las crecidas del Río Coyote (río Álamos) y se tiene qué avisar a las colonias cercanas al río, como la Rovirosa o Los Filtros para su evacuación o también como sucedía en la segunda década del siglo XX cuando ocurrían incendios en las diversas colonias del centro, el silbato y la sirena avisaban en qué lugar exacto era el siniestro. Toda la sincronización de manera auditiva.
Como parte del rescate de la memoria sonora de Nueva Rosita y con el objetivo de compartir y dar a conocer éste valioso símbolo auditivo de la Región Carbonífera, Xplora Norte visitó las instalaciones de la Planta de Fuerza de IMMSA para conocer cómo es, quién lo hace funcionar y más que todo... escucharlo a sólo unos metros de distancia, vibrar con sus ondas sonoras.

Sé que nada es eterno y tenemos qué conocer lo que tenemos para valorarlo, ya que aunque el silbato de la compañia siempre ha estado presente, el día que deje de silbar... ése día se perderá una parte importante de nuestra identidad cultural.

Así que si de símbolos de la Región Carbonífera hablamos; la Chimenea de Nueva Rosita y el Silbato de la Compañia son de los más representativos.